martes, agosto 08, 2006

Los clavos y la muñeca










Fue el sabio francés Yves Delage el primero en advertir, al estudiar la Sábana santa, que la herida de la mano izquierda, oculta por una gran mancha de sangre y producida por el clavo de la crucifixión, parecía corresponder a la muñeca y no a la palma de la mano como se mostraba frecuentemente en las obras pictóricas y en las esculturas del crucificado.

Así, el clavo atravesando por el medio la palma de la mano, ha formado parte de la iconografía popular de la crucifixión.

La observación de Delage, además de ser anatómicamente correcta tenía una lógica intrínseca, la mayor fortaleza de las estructuras óseas y ligamentosas de la muñeca en relación con las de la "palma de la mano" a la hora de someterla a soportar el peso del cuerpo, en la medida que lo hiciera, y el sobreesfuerzo respiratorio.

Y aquí es conveniente el hacer algunas observaciones.

Si usted observa el "reloj de pulsera ó de muñeca" que probablemente lleva puesto, comprobará que no está situado sobre la muñeca sino sobre la parte más distal, más alejada, de su antebrazo, cuya estructura ósea son los dos huesos denominados cúbito y radio.

Es asimismo probable que denomine "muñeca", casi todos lo hacemos, a la articulación de su antebrazo con la mano, a la articulación de esos dos huesos citados, cúbito y radio, con los huesos de la mano denominados en su conjunto como "carpo" y que son los que realmente constituyen la muñeca.

La estructura ósea de la mano está integrada por:

1.- El carpo, constituido por 8 huesos de forma bastante irregular y que constituyen el esqueleto de la muñeca

2.- El metacarpo, constituido por 5 huesos largos denominados metacarpianos que constituyen el esqueleto de la palma de la mano.

3.- Los dedos, constituidos por 14 huesos denominados falanges, 3 para cada dedo excepto el pulgar que sólo tiene 2.

La imagen primera muestra la mancha de sangre sobre la mano que se observa en la Sábana, muy alejada de lo que correspondería por su cara palmar al "medio de la palma" en que pintores y escultores han colocado de manera preferente el clavo.

La imagen segunda muestra la anatomía de la mano en relación con las "partes blandas".

La imagen tercera, seccionado el ligamento carpiano para que observemos mejor la estructura ósea, muestra:

-en la parte más superior el extremo distal de los huesos cúbito y radio del antebrazo.

-a continuación el bloque formado por los 8 huesos del carpo, muñeca.

-a continuación el inicio de los 5 metacarpianos que constituyen el esqueleto de la palma.

-no se muestra el esqueleto de los dedos que estarían a continuación de los 5 metacarpianos.

El sufrido lector se preguntará el porqué de todo este "rollo" expuesto, pero es que sin él sería difícil de entender lo que continúa.

Puede leerse en la revista PENSAR que es una publicación del CSICOP Volumen1, Número 1 : Enero/Marzo 2004, lo siguiente:

"Una afirmación que suelen hacer los sindonólogos a favor de la autenticidad del "sudario" es que las marcas de los clavos en las manos están en una posición anatómica correcta: en las muñecas. Se afirma que un cuerpo colgado de las palmas de las manos no resistiría la tensión: las manos se desgarrarían. Este alegato es bastante discutible. Frederick T. Zugibe, sindonólogo, hizo experimentos con cadáveres que -según él- mostraban que se podía sostener bien un cuerpo clavado en las palmas de las manos (11)".
(11). Broch (1987), p. 52.

http://www.pensar.org/2004-01-turin.html

El autor del artículo se "nutre" de H.Broch y ni uno ni otro saben de qué es de lo que están hablando.

Si un cuerpo fuera colgado de las palmas, colocado el clavo entre los metacarpianos como hacen pintores y escultores con frecuencia, es harto probable que las manos se desgarraran y no soportaran peso y esfuerzo respiratorio.

No todos lo especialistas están de acuerdo en el sitio exacto, pero todos están de acuerdo en situarlo en el carpo, muñeca, y no en los espacios inter- metacarpianos (palma de la mano) como parece entender H.Broch.

Existen varias teorías que ubican en distintos sitios del carpo (muñeca) el lugar por el cual habría atravesado el clavo. Tienen en común el afirmar que el carpo es el sitio de las manos que brinda mayor solidez y resistencia para soportar gran parte de la tracción ejercida por el peso de un cuerpo suspendido.

a.-Teoría de Barbet:

Ubica el lugar exacto en un espacio que existe entre la primera y segunda fila de huesos del carpo, limitado por los huesos semilunar, piramidal, grande y ganchoso (espacio de Destot, próximo a la cara cubital de la muñeca; en superficie se corresponde con el borde superior del ligamento anular anterior y el pliegue de flexión de la muñeca).

Se muestra la localización con un círculo blanco en la cuarta imagen como "spazio di Destot" (espacio de Destot),

b.-Teoría de Zugibe:

Localiza el área traspasada en la articulación carpo-metacarpiana, limitado por los huesos trapezoide, grande y II metacarpiano (área Z). Hace referencia a la existencia de otro espacio ubicado en la parte radial de la muñeca, limitado por los huesos del carpo: trapezoide, trapecio, grande y escafoides, área fuerte y donde es posible lesionar al mediano.

No se tiene en cuenta a los distintos espacios inter-metacarpianos (palma) como el lugar atravesado por el clavo, dado que se produciría rápidamente el desgarro de partes blandas al ser traccionado por el peso del cuerpo.

Se muestra la localización con un triángulo blanco en la cuarta imagen como "área Z".

c.- Otras teorías:

Lagraña, Terraes y Revidatti situan el área traspasada en la articulación existente entre la primera y segunda fila del carpo (próximo a la cara radial de la muñeca), en el espacio formado por los huesos escafoides, semilunar y grande. Sitio ubicado por encima de los ligamentos anular anterior y radio carpiano.

Esta localización se muestra en la quinta imagen y es la señalada con el número1, en tanto la de Barbet se señala con el número 2 y la de Zubige con el número 3.

http://www.unne.edu.ar/cyt/2001/3-Medicas/M-012.pdf

El comentario escéptico es pues absolutamente inapropiado e inexacto, pretendiendo además sugerir al lector que el Dr.Frederick T. Zugibe apoya la manera "clásica" de colgar al crucificado en contra del criterio de otros especialistas, lo que es absolutamente falso.

Lo que los especialistas plantearon, gracias al estudio científico de la Sábana, es que el lugar que la piedad popular asignaba a los clavos en las manos, los espacios inter-metacarpianos, no son válidos, en tanto sí lo son las potentes estructuras del carpo o muñeca, y todos, incluido el Dr. Zugibe, están de acuerdo en ello.

No hay comentarios: