domingo, abril 08, 2012

Il Santo Volto di Manoppello



Sobre un tenue velo realizado al parecer con “biso marino”, mi vivencia personal ante Il Volto Santo di  Manoppello es la de estar contemplando el rostro de el INOCENTE, el que sin ninguna culpa expió por todos y a todos perdona y ama.


Con una mirada que parece seguirte, si dejando el pensamiento “en blanco” me atrevo a mirarle a los ojos y mantener su mirada, siento una extraña sensación, un nudo en la garganta, mis ojos se humedecen y me siento pequeño, muy pequeño, inmensamente pequeño……..
¡Qué tontería!



"¡Y con todo, eran nuestras dolencias las que él llevaba
y nuestros dolores los que soportaba!


Nosotros le tuvimos por azotado,
herido de Dios y humillado.


Él ha sido herido por nuestras rebeldías,
molido por nuestras culpas.


Él soportó el castigo que nos trae la paz,
y con sus cardenales hemos sido curados.


Todos nosotros como ovejas erramos,
cada uno marchó por su camino,
y Yahvéh descargó sobre él
la culpa de todos nosotros.


Fue oprimido y él se humilló
y no abrió la boca.


Como un cordero al degüello era llevado
y como oveja que ante los que la trasquilan
está muda, tampoco él abrió la boca.


Tras arresto y juicio fue arrebatado
Y de su causa ¿quién se preocupa?


Fue arrancado de la tierra de los vivos;
por nuestras rebeldías fue entregado a la muerte
y se puso su sepultura entre los malvados
y con los ricos su tumba,
por más que no hizo atropello
ni hubo engaño en su boca."


Isaias 53

1 comentario:

mar ochoa dijo...

no solo vemos su inocencia, sino tambien su misericordia, esa humilde mirada llega asta el fondo del alma,,,,,transformanos señor, y llenanos de amor al projimo,,,bendice a cada uno de mis seres queridos,,, amen